Antenas de Telefonía

0
70

Debe quedar definitivamente descartado entre los pobladores el daño causado por las ondas electro magnéticas, paradójicamente los mismos pobladores de quejan del pésimo servicio técnico que las empresas dedicadas a la telefonía celular, lo que ya linda con lo absurdo como la absurda Ordenanza Municipal que desde hacen 13 años limita que erijan las antenas de telefonía, las explicaciones que da el Ministerio debían ser suficientes para dejar sin efecto la Ordenanza, salvo aspectos como el paisaje urbano o la seguridad estructural de las antenas y sus soportes, esto sí puede ser analizado por los Consejos.

Se hace una comparación de la cantidad de antenas que tiene Lima con otras capitales, la nuestra sólo dispone de unas 4 000 antenas para unos 11 millones de habitantes, Santiago de Chile con 5 millones de residentes posee 8134, he aquí otra muestra de la eficiencia que demuestra el sistema chileno; Sao Paulo tiene cerca de 15 000 antenas, Londres 35 000 y Tokio 100 000.

El celular ya ha desplazado al teléfono fijo y hoy por hoy tiene casi el nivel del computador, pero de nada sirve que las nuevas generaciones de aparatos celulares es decir el nivel 5 G por ahora, sean cada vez más eficaces si la disponibilidad de la señal es deficiente, las consultas debían hacerse ante el Ministerio de Transportes y Comunicaciones.

Se dice que las ondas de celulares en primer lugar causarían insomnio, mareos, dolores de cabeza, y en segundo lugar se está afirmando que serían causantes de cáncer y leucemia; la ciencia médica toma con precaución las afirmaciones en ambos casos, está analizando el tema, y hasta la fecha no ha confirmado lo que se afirma, que si se llega a una conclusión ésta se solucionaría de inmediato para seguridad de la población; las ondas emitidas por los celulares y las estaciones repetidoras llamadas celdas, son similares a las que utilizan las radioemisoras de AM, FM y televisión, con la diferencia de que son señales de muy baja potencia y de carácter no ionizante, los iones son elementos que oscilan a velocidad variable, este movimiento genera calor y a la larga degeneración biológica en el caso de los humanos, tenemos como ejemplo los hornos de microondas que aprovecha las características para producir calor sobre elementos que contengan agua, también los rayos X son ondas ionizantes y causan daño cuando existe un uso excesivo.

Desde que existe la radio, más de 100 años, se desconoce que haya causado cáncer a alguien, el espacio está inundado de ondas emisoras que utilizan potencias medianas, altas y muy altas, los celulares   emplean en cambio potencias muy bajas a niveles de miliwatts, que son la millonésima de un kilowatt por lo que sus emisiones difícilmente causarían daño a la salud; los teléfonos celulares tienen difusión maximizada desde comienzos de los 80.

Que estas ondas causen daños es ya ridículo, no se puede decir más.