Cambio Climático

0
215

El mundo tiene un tiempo limitado para actuar si quiere evitar los peores efectos del cambio climático, si bien la pandemia de covid-19 fue el gran problema del 2020, para fines de 2021 las vacunas se habrán activado y es posible tratemos el tema del clima, este año será decisivo; Antonio Guterres, secretario general de la ONU, dijo que estamos en un «punto de quiebre».

Hay cinco factores determinantes este año, el primero: en noviembre los líderes mundiales se reunirán en Glasgow, Escocia, para reemplazar el histórico Acuerdo de París de 2015, que fue importante porque por primera vez prácticamente todas las naciones del mundo se unieron para acordar que todas necesitaban abordar el cambio climático, pero los compromisos asumidos por los países para reducir las emisiones de carbono en ese entonces no alcanzaron los objetivos establecidos por la conferencia, se había acordado que para fines de siglo el aumento de la temperatura global no estaría por encima de 2 °C respecto a los niveles preindustriales, el objetivo era limitar el aumento a 1,5 °C, si era posible, sin embargo se espera que el mundo supere el límite de 1,5 °C en 12 años o menos, y que alcance 3 °C de calentamiento para fines de siglo. En París, los países prometieron volver a reunirse cada cinco años y la cita fue en Glasgow en noviembre de 2020, por la pandemia se aplazó para este año y puede ser el encuentro en el que se recorten las emisiones de carbono.

El segundo factor es que se reducirán las emisiones, el anuncio más importante se dio en la Asamblea General de la ONU, allí el presidente de China, Xi Jinping, anunció que su país tenía como objetivo convertirse en neutral en emisiones de carbono para 2060, reducir el carbono siempre ha sido visto como una tarea costosa, pero la nación más contaminante del mundo, responsable de cerca del 28% de las emisiones mundiales, se comprometió a cortar sus emisiones voluntariamente, ese fue un cambio total respecto a lo anterior, cuando todos temían asumir el costo de descarbonizar su propia economía, mientras que otros no hacían nada, pero disfrutaban a costa de los que sí habían hecho la tarea, ya el 2019, Reino Unido fue la primera de las principales economías del mundo en asumir un compromiso legal de cero emisiones netas y la  Unión Europea hizo lo mismo en marzo de 2020, Japón y Corea del Sur se han sumado a lo que, según estimaciones de la ONU, son ya más de 110 países que han establecido una meta de cero neto para mediados de siglo, lo cual significa que no estamos agregando nuevas emisiones a la atmósfera. Las emisiones continuarán, pero se equilibrarán absorbiendo una cantidad equivalente de la atmósfera; los países que se han puesto la meta de llegar al cero neto representan más del 65% de las emisiones globales, y más del 70% de la economía mundial, dice la ONU, con la elección de Joe Biden en Estados Unidos, la economía más grande del mundo ahora se ha reincorporado al coro de reducción de carbono; seguiremos en este importante tema.