Demanda de Odebrecht

0
276

La empresa que ha removido el fango de la hipocresía peruana revelando que la corrupción forma parte de nuestro ADN ahora ha demandado al Perú por un monto fabuloso, lo cual ha servido para que los políticos, especialmente los que tuvieron algún tipo de relación con la empresa, alcen su voz indignada y de paso arrastrando a los fiscales del equipo lavajato al cual quieren sepultar, pasaremos a mostrar objetivamente esta demanda.

Se trata de un arbitraje de inversión, en el que se discutirá si Perú incumplió las garantías que ofreció a un inversionista Odebrecht reclama en base a un tratado internacional entre Perú y Luxemburgo, que ofrece dichas garantías a los inversionistas del país europeo en el Perú y a los peruanos recíprocamente a no ser expropiado sin indemnización y a recibir un trato justo y equitativo; no es raro que empresas brasileñas se constituyan en Luxemburgo para obtener este tipo de protección, y el tratado peruano – Luxemburgo tiene previsto expresamente los reclamos por violación de garantías, para el caso existe el tribunal llamado el CIADI, que está adscrito al Banco Mundial, pero no lo resuelve el CIADI sino un tribunal arbitral en el que cada una de las partes nombra un árbitro y el tercero entre ambas, la causa es que para atraer la inversión las empresas extranjeras desconfían de la independencia en las cortes de una nación, sin dicha cláusula las empresas no invierten, y a pesar de ser una empresa declarada como corrupta puede reclamar como los delincuentes lo hacen en las vías competentes.

Los casos de corrupción de funcionarios va a ser una alegación importante en la defensa del Perú, se permite el derecho a reclamar porque la inversión fue ilegal o reducir la indemnización o justificar las decisiones del estado peruano, en este caso la resolución del contrato.

La consecuencia actual de retirar ministros y funcionarios por haber conversado con Odebrecht no se justifica puesto que hacían lo razonable, es más bien una reacción populista del Presidente Vizcarra, es un tema muy sensible y a todos asusta, especialmente a la opinión pública.

Odebrecht reclama US $ 1200 millones como indemnización, las voces que golpean al equipo lava jato han dicho de todo; el hecho es que las demandas no están relacionadas con el acuerdo de colaboración eficaz firmado por el Ministerio Público ni con el trabajo del equipo especial, obedece estrictamente a la resolución del contrato del gasoducto del sur durante el gobierno de PPK y a las inversiones previas de la empresa.

En cuanto a las estadísticas, se ha sabido que de las 17 demandas contra el estado peruano 14 nos han sido favorables y en los casos que perdimos el monto pagado ha sido una fracción de lo demandado, por lo tanto es demasiada la polvareda para algo que se definirá en 4 o 5 años.