Intervención estatal

0
85

Corre por las redes un meme el cual dice que el COVID nació en la China, creció en Italia, Estudió en España, se especializó en Estados Unidos y vino a hacer negocio al Perú, por lo que se ha estado viendo es casi imposible negar esta afirmación; las clínicas pri vadas casi todos los días lo ratifican a pesar que  paradójicamente llevan nombre de santos, el miércoles de la semana pasada el Presidente Vizcarra afirmó estar dispuesto a aplicar el artículo 70° de nuestra Constitución si dichas empresas no llegaba a un acuerdo con el MINSA acerca de los costos razonables para el tratamiento de la pandemia.

Dicho artículo en realidad se acerca más a un trámite de expropiación, y en sus alcances menciona que se debe dar una ley a través del congreso y pagar un justiprecio, en paralelo la Ley de Salud 26842 en su art. 82° establece la facultad del ejecutivo de intervenir a las empresas  de salud en casos de emergencia, y que era más aplicable; a todo esto las opiniones han sido muy sesgadas porque la corriente opositora conformada por el APRA y Fuerza Popular han tratado de ignorantes al Consejo de Ministros por ésta razón; los más delicados hablan de mal asesoramiento a Vizcarra, o que debido a tener una mayor carga de energía el uso de la Constitución, las ansias de mostrarse un mandatario fuerte y decidido lo llevaron a hacer las declaraciones de marras y siempre con miras a las encuestas; el uso de la palabra expropiación sonaba más contundente, en el otro lado de opinión se le aclamó.

Los cobros inhumanos de las clínicas estaban creando la idea de un Estado indiferente; no se puede exigir al Estado que cumpla con su rol de lograr consolidar una economía de mercado y luego querer que se mantenga al margen de los desbordes en base a una fría economía de lucro y con claras muestras de insensibilidad social, esto nos acerca peligrosamente a las condiciones para una explosión social; según el diplomático y parlamentario Miguel Rodíguez Mc Kay sólo un orate o sinvergüenza podría condenar que el Estado actúe por las abusivas tarifas de los nosocomios privados; pero tampoco nadie cuerdamente podría avalar una una expropiación que nos recuerde a las que padecimos en los años del gobierno militar.

El estado no puede estar ausente dejando todo al criterio mercantilista de la economía de mercado, los sectores clave de toda nación que busca desarrollo son salud y educación, y similar problema se ha presentado en los colegios privados, cuyas tarifas son abusivas aunque no involucran vidas humanas sino más bien una especie de afán elitista de los padres de familia.

Las consecuencias de esta situación no le han favorecido a Vizcarra a quien ya se le menciona rodeado de caviares y hasta comunistas, ya trajo un grupo de trabajo de Cuba cuya labor es cuestionada y más parece una avanzada del sistema marxista, y si quiere Vizcarra tener credibilidad debe mostrarse más discreto, ahora esperemos las próximas encuestas para su siguiente decisión.