La vacuna

0
186

En nuestro querido país se tiende a politizar casi todo lo que ejecuten o no los políticos, lo mismo ocurre con la vacuna COVID la cual según anunció el Presidente se empezará a recibir en el actual trimestre, hasta hace muy poco se criticaba duramente a Vizcarra por no haber pagado ni comprometido ningún lote de dicha vacuna, revistas serias como “The Economist” vaticinaba que recién dentro de un año seríamos vacunados, en la politización fue incluida la Ministra de Salud Mazzetti debido a que a pesar de la responsabilidad que asumió al ser ratificada por Sagasti no daba señales de vida, a Vizcarra se le ha catalogado de mentiroso por esta y otras razones, a causa de su locuacidad un tanto exagerada; el anuncio del actual mandatario cayó de sorpresa y creemos que una negociación de esta magnitud no se realiza en las pocas semanas de su gobierno, por lo tanto Vizcarra algo tuvo que haber adelantado.

La pandemia ha costado mucho al Perú, una pérdida del 12.5 % del PBI y un récord mundial en el conteo de muertes y contagios por millón de habitantes, y en efecto había una sensación de ineptitud ante la amenaza de salud, parece que a Vizcarra le faltó decisión para afrontar este aspecto, la mayoría de países negoció desde mediados del año pasado la compra de las vacunas; aunque aún no se habían terminado los períodos protocolares, en el país ya existía la normativa que permitiría dichas adquisiciones, y cuando se supo que naciones vecinas como Chile y Colombia ya habían asegurado los primeros lotes, nos sentimos disminuidos ante ellos, lo que recargó más las acusaciones a Vizcarra.

La historia deberá juzgarlo, la crisis económica en el país es sensible y las medidas de cuarentena fueron duras, pero la informalidad característica de los peruanos permitió que una parte de la economía siga funcionando, sin embargo debemos esperar un poco para poder definir que tan mal Presidente fue. Para Aldo Mariátegui quien es su pertinaz enemigo mejor lo hubiera hecho Alan García con sus golpes escénicos obsesivos, Alan sin duda hubiera ido hasta el laboratorio de Pfizer u Oxford con gran algarabía mediática, o Toledo con sus excelentes contactos en Estados Unidos y su reconocida osadía no hubiera titubeado en pagar un fuerte anticipo al laboratorio, aunque claro intentando obtener una tajadita; del inepto Humala no se podía esperar iniciativas pero sí de la más inteligente Nadine, o de Zavala y de la mediática Mercedes Aráoz.

Lamentablemente la mitad de los peruanos, influidos por corrientes conspirativas nacidas en las redes sociales prefieren no vacunarse, las razones son en extremo poco creíbles, en primer lugar y esto sí es posible, que China haya creado el virus para después favorecerse económicamente con la venta de vacunas sin duda ya adelantadas, Perú comprará a China las vacunas; también se habla de introducir a los habitantes del mundo nanochips para robotizarlos, esto es la tontera más grande de la que tengamos noticia.