Menem y la Orden del Sol

0
234

El diario Correo ha puesto en evidencia que existe una decisión del Estado Peruano pendiente, la cual es retirar al ex Presidente de la República Argentina, Carlos Saúl Menem, la condecoración de la “Orden del Sol del Perú”, en el grado de “Gran Cruz con Brillantes”, otorgada el año 1994 por Alberto Fujimori; sin sospechar que dicho mandatario nos estaba traicionando al vender armas a Ecuador, en ese entonces nuestro enemigo durante la “Guerra del Cenepa”, la cual se libró hacen 25 años; si bien esa guerra consolidó la posición peruana respecto a los límites con el hermano país del norte, allí celebraron el triunfo de un combate aéreo en el cual perdimos dos aviones, victoria pírrica aunque histórica por ser el primero entre aviones supersónicos en el continente, en esa batalla perdimos dos aviones y sus tripulaciones.

El Embajador Miguel Rodríguez explica las razones por las cuales se debe retirar la condecoración, la revelación de la venta de armas causó gran decepción en el Perú, teniendo en cuenta la enorme carga histórica que vincula a Perú con Argentina, de por medio están las imágenes de don José de San Martín, nuestro real libertador, y más recientemente la de Roque Saenz Peña, fallecido en 1914, quien fue amigo personal de Francisco Bolognesi, y participó junto a él y un grupo de peruanos deseosos de lavar nuestro honor en la definitoria batalla de Arica donde resultó herido, por este motivo en su nación recibió el premio de la historia ya que fue presidente el año 1910.

También los peruanos supimos ser agradecidos a San Martín y Sáenz Peña ya que durante el desarrollo de la guerra de las Malvinas participamos militarmente, exponiéndonos a conflictos internacionales, especialmente con el Reino Unido actual potencia mundial, era un conflicto de David Contra Goliat, pero en el cual más pudo la tecnología y potencial militar; en esas circunstancias Perú envió a Argentina 19 aviones de combate de nuestra flota de Mirages e intentó una compra de misiles Exocet con la misma finalidad, bloqueada en Europa ante la evidente posición adoptada por el Estado Peruano.

Existen otras relaciones menos saludables como la referida a la derrota aparentemente normal en un campeonato mundial de fútbol, probablemente resultado de un acuerdo a altísimo nivel entre gobiernos militares autócratas.

La traición de Menem hirió vilmente a la hermandad bilateral y al panamericanismo, y si bien la justicia de su país lo libró dos veces de ser condenado  los peruanos no podemos seguir sosteniendo esta ignominia, la ex Presidenta argentina Cristina Fernández en una visita que nos hizo se limitó a pedir disculpas, posición demasiado débil ante la ofensa inferida por la inconducta de su antecesor, el Presidente Menem personificaba a la Nación Argentina, retirarle la condecoración será un acto de honor.