Swing

0
266

El ahora más popular que nunca Richard Cisneros o “Swing” ha puesto en  el tapete las debilidades de nuestro sistema político, el personaje a pesar de su discutible nivel ha demostrado tener capacidad para infiltrarse en la política y en otros aspectos nacionales, tiene nada menos que un post grado “Honoris Causa”, se ha fotografiado con casi todos los líderes de la actual política, sigue haciendo de las suyas es decir atrayendo la atención del periodismo.

Nos sorprendió que por ocultar su influencia en Palacio de Gobierno Vizcarra tuviera que recurrir al encubrimiento, la falta de transparencia y hasta la mentira, el Presidente decía ser el líder anticorrupción de la nación, líder que hace falta pues todos los Presidentes peruanos de este siglo y muchos del pasado tienen cuentas con la justicia.

El Congreso no se quedó atrás pues Merino por un anhelo de ser el nuevo Paniagua y Alarcón tratando de dificultar sus problemas judiciales crearon las condiciones para una vacancia presidencial; dicho sea de paso el término de incapacidad moral permanente se encuentra en entredicho y debe ser aclarado por el Tribunal Constitucional, hemos visto a Toledo, Ollanta Humala y  Alan García hacer uso del cinismo o la criollada para tapar algo muy parecido a dicha incapacidad moral permanente, sin embargo desde PPK se halló que permitía la  vacancia en un juicio político al Presidente de la República; el juicio político es distinto al judicial y se basa solamente en la percepción de los congresistas, o dicho más sinceramente de las órdenes de sus lideres; lo real es que las relaciones entre ejecutivo y legislativo quedaron melladas.

A Vizcarra se le ha recordado que traicionó a PPK desde nuestra embajada en Canadá y que coordinó con Fuerza Popular para llegar a la Presidencia, pero la misma agrupación quiso avasallarlo y el resultado fue el cierre del congreso; paradójicamente el actual que le debe su existencia a Vizcarra fue el que quiso vacarlo, de traiciones no se puede hablar entre políticos.

En los audios de Karen Roca se delata la intención de ocultar ingresos de Swing a palacio, posiblemente intentos de delitos de obstrucción a la justicia, se mencionan fiscales, hace notar la fragilidad de los procesos de contratación, y situaciones personales impertinentes, pero se hace muy difícil que configuren la abstracta “incapacidad moral” y menos que sea “permanente”, Perú se debate en la ruina económica, la pandemia y el próximo proceso electoral, intentar crear además una crisis política está fuera del contexto nacional.

El Presidente ahora tiene problemas de integridad y liderazgo, los que quedarán relegados al avanzar la campaña electoral; la no vacancia no debe interpretarse como un apoyo a su persona, más bien se trató de una especie de toma de conciencia de los parlamentarios; aún así, como dice el analista Alfredo Ferrero, Vizcarra sin partido ni bancada y habiendo perdido su entorno al que trajo desde Moquegua, necesitará mucho “swing” hasta terminar su mandato.