Ucrania desmiente estar preparando «bomba sucia» y se abre a inspección

0
71

Ucrania desmintió hoy en conversaciones con Estados Unidos y Francia las acusaciones de Rusia de estarse preparando para utilizar una «bomba sucia» en su propio territorio y agregó que todas sus instalaciones están abiertas para las pertinentes inspecciones.

En un mensaje en Twitter, el ministro de Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, dijo haber hablado con el secretario de Estado estadounidense, Anthony Blinken, y que ambos coincidieron en que «la campaña de desinformación de Rusia sobre la ‘bomba sucia’ podría tener como objetivo crear un pretexto para una operación de falsa bandera».
Agregó que discutieron también otras medidas prácticas para reforzar la defensa aérea de Ucrania y señaló que Blinken le aseguró que «Estados Unidos no escatima esfuerzos en este sentido».
En la misma línea, un comunicado emitido por el Departamento de Estado estadounidense confirma que Blinken expresó a Kuleba que Washington «rechaza las acusaciones claramente falsas» del ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, que el mundo entiende como pretexto de Rusia para una escalada.
Blinken y Kuleba hablaron asimismo del compromiso de Estados Unidos y de la comunidad internacional de «seguir apoyando a Ucrania con una ayuda humanitaria, económica y de seguridad sin precedentes durante todo el tiempo que sea necesario», al mismo tiempo que se haga a Rusia rendir cuentas.
El ministro ucraniano informó en Twitter de su conversación asimismo con su homóloga francesa, Catherine Colonna, en la que ambos condenaron «la campaña de desinformación de Rusia sobre la ‘bomba sucia'».
«También coordinamos los próximos pasos en nuestro trabajo con otros países y dentro de la ONU y el OIEA (Organismo Internacional para la Energía Atómica) para contrarrestar estas mentiras y evitar cualquier operación de falsa bandera por parte de Rusia», agregó.
En tanto, el ministro de Defensa ucraniano, Oleksii Reznikov, afirmó en un mensaje en Facebook que «a diferencia de Moscú, Ucrania siempre ha sido extremadamente responsable en cuestiones de seguridad nuclear».
«Todas nuestras instalaciones nucleares están abiertas al OIEA. Es fácil confirmar que las declaraciones rusas son un disparate», dijo.
Las mentiras sobre una «bomba sucia» que Ucrania supuestamente está preparando para utilizar es un elemento de la táctica habitual del Kremlin, aquella en la que los criminales rusos tratan de culpar preventivamente a la víctima de la agresión por su propio crimen», agregó.
Agradeció a los socios de Ucrania por percatarse correctamente «de esta peligrosa tontería rusa».
«La mejor respuesta a las acusaciones rusas es la adopción de medidas decisivas para aumentar la presión sobre el régimen terrorista criminal de Moscú, así como la asistencia activa a Ucrania con medios que ayuden a limpiar más rápidamente nuestra tierra de esa lacra. Para que a nadie se le ocurra cometer un crimen nuclear en Europa», dijo.
Fuente: Andina