Voto Crucial

0
41

Para Gonzalo Elías de Perú 21, el ser humano no es un ser racional sino emocional, afectivo, sentimental pues razona, además es social; lo que le suceda o lo que obtenga una parte de la población será observado y notado por el resto; se atribuye a Raimondi la frase que el peruano es como un mendigo sentado en un banquillo de oro, vivimos en un país rico pero siendo pobres; siempre han habido ricos y pobres, pero en las últimas décadas hubo un crecimiento económico que paradójicamente hizo a los pobres más pobres y a los ricos más ricos; ha habido crecimiento, el problema es que el formato del crecimiento definido en la Constitución ha ampliado la desigualdad Lo que al ser humano le duele es la brecha, la desigualdad, la distancia, el PBI creció, pero también creció la distancia que separa a los peruanos, ello sumado a la actual corrupción en todos los ámbitos de la hacienda pública ha traído como consecuencia que a la segunda opción electoral no llegaron los mejores.

Han pasado tres debates y vemos que las propuestas de ambos candidatos en los temas urgentes para el país son deplorables y populistas, no hay objetivos concretos para creer que el 2026 tendremos un país que por lo menos empezó a cambiar para mejor.

Cuando llegó el COVID al Perú se decía que los peruanos estábamos en el mismo barco, la tormenta es la misma para todos, pero los botes en los que navegamos esa tormenta son muy distintos; cuando estamos todos en el mismo barco enfrentamos las tormentas juntos, y también disfrutamos los tiempos de calma y bonanza juntos. Y cuando hay una verdadera tempestad, y estamos en el mismo barco, nos salvamos todos o nos hundimos todos; ojalá podamos  comprender que acá hay un solo barco llamado Perú, y que tenemos que trabajar juntos para salir de tanto dolor, pero la polarización, la desinformación y los psicosociales de las redes sociales generan reacciones extremas.

Como lo dice otro comentarista, Luis Eduardo Cisneros en una columna titulada “el baile de los que sobran”, hay un voto crítico, en el rango del 10 a 12 % de peruanos que votarán blanco o nulo, es ya una tercera voz, más allá de las presiones, burlas y satanizaciones a las cuales son sometidos este es un grupo importante de votantes; sin embargo, este silencio y opción que para los dogmáticos y fanáticos zombis de izquierda y derecha es algo así como “el baile de los que sobran”, será el voto que marque las diferencia en estas elecciones, y es la voz de protesta de los peruanos cansados de la forma como actualmente funciona el sistema y cuya fracción hablará con fuerza si los actuales candidatos pretenden escapar de los cauces constitucionales; el también columnista Mauricio Aguirre más claramente nos dice que igual tendremos que escoger, ya ni siquiera se trata de elegir al menos malo sino según el colectivo Exige-te Perú, toca elegir al enemigo del que esta vez sí deberemos estar vigilantes los próximos 5 años, esta vigilancia no puede ser descuidada, pues una juró no tomar el estilo del padre y otro haberse desconectado de la extrema izquierda.