Vuelve el Covid

0
158

Una forma más contagiosa del coronavirus ha llegado a Estados Unidos; en el Reino Unido, donde se identificó por primera vez, la nueva variante se volvió la forma predominante del virus, aceleró el aumento de casos y llenó los hospitales; donde llega, ya se ha detectado en Chile, se exacerbaría un aumento constante de las muertes y se saturaría el sistema de atención médica.

La gente necesita adherirse religiosamente a las precauciones como el distanciamiento social, el uso de las mascarillas, la higiene de las manos y una mejor ventilación, todo lo que se haga para reducir la transmisión será necesario, sin embargo podría significar que las medidas más focalizadas distintas a un cierre de emergencia total no serán tan eficaces; parece que la nueva variante se propaga con más facilidad entre la gente, no es la primera variante detectada, sin embargo, toda la evidencia hasta ahora sugiere que el nuevo mutante, llamado B.1.1.7, se transmite con mayor facilidad que las formas previas, surgió en septiembre en el Reino Unido, y ya es más del 60 por ciento de los nuevos casos en Londres y aledaños.

Parece que la nueva variante infecta a más gente que las primeras versiones del coronavirus, aunque los medioambientes sean los mismos, y parece infectar las células con mayor eficiencia; en un inicio, se estimaba que la nueva variante era un 70 % más transmisible, pero modelados recientes redujeron  esa cifra a un 56 por ciento y tal vez resulte la cifra reducida entre un 10 y 20%, aún así, es probable que progrese rápido; aunque más transmisible, la variante se comporta como versiones anteriores y no parece enfermar más a la gente o provocar más muertes, pero una variante más transmisible aumentará el número de víctimas fatales pues se propagará más rápido e infectará a más.

Viene a ser un juego de números, el efecto se amplificará en lugares como Estados Unidos y el Reino Unido, donde los sistemas de atención médica están en crisis, las vías de transmisión, gotas grandes y pequeñas, así como diminutas partículas en forma de aerosol a la deriva en espacios interiores llenos de gente no han cambiado, esto quiere decir que usar mascarillas, limitar el tiempo de exposición con otras personas y mejorar la ventilación en espacios interiores nos ayudará a todos a contener la propagación de la variante, como ya lo hacen estas medidas con otras variantes del virus.

La infección con la nueva variante podría aumentar la cantidad de virus en el cuerpo, evidencias preliminares del Reino Unido sugieren que la gente infectada con la nueva variante suele ser portadora de mayores cantidades del virus en la nariz y garganta que las personas infectadas con versiones anteriores en un rango de entre 10 a 10.000 veces mayor.

Nuestra próxima entrega complementará la actual en el análisis de la variante del COVID 19 actual.